Certified Scrum Master y como llegamos aquí

Certified Scrum Master y como llegamos aquí

El pasado 29 de Octubre realicé exitosamente mi examen para certificarme finalmente, bajo las premisas de la Scrum Alliance, como Scrum Master.

Puedo decir con seguridad que en este momento realmente me siento uno, pero, definitivamente no es por tener esta nueva ‘credencial formal’.

Certified Scrum Master

Certified Scrum Master
Un camino lleno de experiencias enmarcadas desde aspectos sociales o comunitarios en diferentes áreas, la participación en proyectos de organización de diferentes índoles como ZEPEC, Red Fusa Libre, RadioBetta2, Mozilla, KAOS, Ambiente y Medio, LocXue, entre otros; y una inminente tendencia profesional al software cuya única salida aparentemente viable con mi visión del mundo es la agilidad, que además abarca de forma amplia el desarrollo de software de calidad y promete extender sus bondades a tan numerosas áreas, partiendo inicialmente de la educación y las estructuras organizacionales.

Una comunidad palpitante, Colombiana y Latinoaméricana, siempre dispuesta a compartir y aportar como siempre lo han hecho conmigo; personajes inspiradores y hoy mis principales referentes como Pablo, Alan y Tobias, no por desear ser como ellos, sino por inspirarme a construir algo nuevo a partir de mis ideas, a mantener mi visión crítica nacida del mundo social al desarrollo profesional.

Siempre creí que existía una separación irreconciliable entre dos mundos, principalmente en mi área, aunque para todas las personas: el social y el profesional. Hoy pienso que no podía estar más equivocado, identifico para el futuro una convergencia tan profunda entre elementos de estos dos supuestos mundos, sin embargo, para que esto ocurra, como las mejoras que deben surgir en todos los equipos, debe haber un agente de cambio.

Certificarme como Scrum Master coincidió solo por casualidad, en un momento en el que me siento uno, en el que pude enlazar mis inicialmente inconexas experiencias que me mantienen por un camino de grandes transformaciones.

La mejora personal, profesional, técnica, administrativa y organizacional parte fundamentalmente de considerar holisticamente a las personas involucradas y la forma en que las mismas interactúan, cuyos resultados dependen de la existencia de un agente de cambio orientado a la mejora continua de los equipos y se ven reflejados en compromiso, motivación, satisfacción y calidad. He participado en la conformación y fortalecimiento de equipos y organizaciones desde hace más de 6 años, descubriendo y profundizando mis conocimientos en desarrollo de software desde hace 5 años, y explorando y compartiendo la agilidad desde hace 3 años.

Este es tan solo el principio de una apuesta por transformar la forma como hacemos las cosas.

NOTA: Los siguientes párrafos serán para much@s, quizás para tod@s, totalmente personales, por tanto pueden no ser de interés. Advertidos.

Y como llegamos aquí

La semilla social

Certified Scrum Master
En el año 2008 inicié mis estudios universitarios en Ingeniería de Sistemas [1]; pocas razones tenía más allá de la sorpresa y en especial la curiosidad que me causaba el área tecnológica, probablemente por su relativamente corta historia comparada con otras áreas.

Estudiar un semestre de otra carrera profesional casi por azar, me convenció que la tecnología era mi camino de exploración, pese a que me había sentido a gusto y me había ido bien, no me emocionaba, por lo que di el salto el siguiente semestre a la carrera que inicialmente llamó mi atención, la Ingeniería de Sistemas.

Los primeros años tuve mucha dificultad para hacer amistad con mis compañeros de carrera, sin embargo, me llevaba muy bien con estudiantes de Sociales [2] y poco después ya me encontraba inmerso en un mundo de visiones críticas, que, ¿cómo no?, me llevaron a crear mi propia versión del mundo, llena de interrogantes más que de ‘corrientes'[3]. Con ellos construimos la primera organización estudiantil/popular en la participaría (Z.E.P.E.C. – Zona de Encuentro Para la Educación y la Cultura).

En el trascurso de los años, ya compartiendo con personas de las más diversas áreas de estudio/trabajo, participé en los procesos y organizaciones que pude, orientados a despertar la visión crítica, a elevar la importancia del arte y la cultura, y/o, en especial, la transparencia, la inclusión y la libertad (Que poético, ¿Utópico?, no podría valer la pena si no puede llegar a serlo).

Radio, redes libres, conciertos, teatro, poesía, discursos, murales, debates, software libre, web abierta, charlas, movimientos, conversatorios, etc, y muchas ideas ejecutadas de organización colectiva. Al cierre de mi carrera, hacer parte de los esfuerzos de un grupo de soñadores tras una red comunitaria y libre, Red Fusa Libre [4], liderados por el soñador Wilson que hoy genera cambios fantásticos apoyando comunidades[5], una incursión para unir mis gustos Agile/Ambiente/Sociedad a través de mi tesis con el semillero Ambiente y Medio [6] y un último paso por la lectura de mis compañeros de universidad en un proceso de organización arduo y sumamente enriquecedor con mis compañeros haciendo parte del Comité Editorial del Periódico Estudiantil KAOS (Kritica y Arte por Otra Sociedad).

La alternativa Agile

Agile Day LocXue
Hacia el año 2011 me encontraba con un dilema al que, aunque poca atención le había prestado, me inquietaba. Luego de mis primeros proyectos de desarrollo con RUP empezamos a escuchar un poco de un ‘método ágil’ (no recuerdo que fue exactamente [7]), y Camilo, uno de mis amigos de carrera [8], me comentó un día que si hacíamos un semillero de investigación de Ingeniería de Software para explorar que era eso [9], y prácticamente sin dudar le dije que sí: mi preferencia profesional era el desarrollo de software, pero no toleraba la idea de que RUP fuera el ‘estándar’ de la industria.

Iniciamos una travesía junto a Carlos [10] y durante meses (creo que poco más de un año) trabajamos duro, esencialmente solos, redescubrimos decenas de veces lo que era el agilismo (¡Aún lo hacemos!), y finalmente, algun@s compañer@s nos dieron unos minutos para escucharnos, nos dieron unos minutos para que por fin nos hiciéramos entender: Diana, Marlón, Giovanny, Erika, Didier, Julian y Guillermo, y con ellos construimos LocXué, nuestra auténtico hogar agile. Pero un hogar crece, y por esto, agradezco la labor que hoy hace la nueva generación de LocXue: Andrea, Gerson, Anderson, Alejandra, Edixon, Jose Luis, John Paul, Brayan, el profe Duvan y todos los demás compañeros que se han ido sumando y se seguirán sumando, que siempre nos tiene las puertas abiertas y nos recibe para seguir construyendo Agile con fraternidad. Recuerden, siempre que necesiten cuenten conmigo.

Empezamos a salir del nido, tuvimos la oportunidad de ir a otras ciudades y conocer inicialmente a Pablo y a Luis, que nos apoyaron (¡y apoyan!) numerosas veces (¡Muchas gracias!). Luego a Yamit y a Andres que nos acompañaron y compartieron con nosotros, y finalmente a la Comunidad Agil de Colombia que siempre nos comparte y nos convoca desde todos los rincones del país  (¡Y a ustedes!). De todos ellos conocimos en profundidad todo lo que hace única a la agilidad en este lado del mundo: facilitación gráfica, manifiesto ágil, scrum, kanban, XP, comunidad ágil únida, lluvias de experiencias, y como consecuencia de esto, libros, eventos y mucho más.

Debo reconocer que Pablo, con su particular forma de transmitir e invitar a la agilidad, se convirtió en mi primer referente.

La agilidad es el camino

Marketplace Agiles 2014
Culminar mi carrera profesional era el siguiente paso, tres meses antes de graduarme (Inicios de enero de 2014) empezamos a trabajar en conjunto con Guillo [11] y Camilo en la creación de nuestra empresa propia llamada #$%& (de momento dejemos el misterio). Una experiencia bastante calmada, muy enfocada en la calidad, un compromiso evidente y un corazón fuertemente agile.

Hacia finales del mes tuvimos una conversación con Andrés, quién nos invitaba a hacer parte de una idea que había surgido poco antes y en la que se estaba empezando a conformar un equipo bastante diverso, por lo que, dadas las experiencias pasadas, e identificando una gran propuesta para emprender, pausamos nuestro proyecto y nos sumamos Brainswitch.

Por esos días inicie a trabajar como desarrollador y deje la apacible y siempre agradable Fusagasugá para recorrer la agitada ciudad de cemento. En la empresa tuve la oportunidad de contar con un ambiente laboral que rompió muchos estereotipos, y arranque la exploración de la industria; poco después, encontré el punto en el que el Scrum Master debía surgir. Las áreas de aprendizaje han pasado todos los niveles desde la base del desarrollo de software hasta la gerencia.

Brainswitch nos sumergió en un extenso aprendizaje aún sin pausa llenándonos de experiencias de equipo, compartiendo bastos conocimientos y experiencias agile, y construyendo poco a poco el camino que hoy nos ha permitido facilitar cursos, cada uno tan diferente como tan enriquecedor (¡Realmente disfrutados!).

La comunidad creció con pasos más grandes de los nunca se habían dado, este fue el año, todo el país compartió espacios agile únicos. De cierre, un Agiles 2014 cargado con experiencias de integración colombiana y latinoamericana, y socialización de conocimientos y aprendizajes.

Cuando supe que Alan Cyment realizaría un curso de Scrum Master en Medellín, la decisión y la gestión necesaria no tomo mucho tiempo. Teníamos la preocupación de que la experiencia tuviera mucha redundancia en las cosas que ya sabíamos, sin embargo, nos sorprendió; inclusive todos aquellos temas que dominábamos los presentó de una manera tan diferente que nos atrapó, toda la dinámica del curso fue muy agradable y el contenido no pudo ser mejor.

Dos de mis principales motivos finales para tomar el curso con Alan, a parte de su trayectoria, es su personalidad y definitivamente, su cercanía con Tobias Mayer, en especial ya que Alan había traducido (perdón, variado lingüísticamente, como el lo dice) su más reciente libro The People’s Scrum: Agile Ideas for Revolutionary Transformation, al que añadía sus anexos tendenciosos, bajo el título: Por Un Scrum Popular: Notas para una Revolución Ágile. Me gustaba todo lo que parecía ser ese libro, y a penas había visto su portada y leído algunos adelantos que había hecho Alan en el blog de Agilar.

Debo confesar un par de cosas, una, que me gustaba el eslogan de la traducción inicial: ‘Ideas ágiles para una transformación revolucionaria‘, pero igual el segundo esta muy bueno, y dos, que no he leído el libro completo aún, cada vez que paro y retomo quiero iniciar de nuevo, ha estado muy bueno, absolutamente recomendado (Aunque quizás pueda disgustar que lo haga sin terminarlo, aún así, con lo que he leído, me atrevo a hacerlo). Necesitare un tiempo dedicado y con calma para leerlo de corrido mejor, mientras tanto, posiblemente seguiré iniciando tantas veces como me siente a leer.

Alan y Tobias son en el momento de mis principales referentes en mi camino agile.

Mi empresa actual con todas las personas en su organigrama, en especial mi equipo, el equipo de Brainswitch y la comunidad ágil colombiana, latinoamericana y mundial, ya sean miembros veteranos, recién llegando y recién llegados, llenaron este año de un sin fin de experiencias que culminan aclarándome una nueva visión.

NOTA: El final es el principio. Para leer la continuación, subir al título ‘Certified Scrum Master’.

Puedes ver algunas fotos de esta historia en el archivo de mi twitter, es cuestion de ir a las fechas correctas.

Referencias

[1] Ingeniería de Sistemas: Ingeniería de Sistemas de Computación/Ingeniería Informática/Ingeniería de Software como vertiente. El término que se le da a la carrera es debatido a lo largo de los países hispano-hablantes, sin embargo, Ingeniería de Sistemas es el que usa mi Universidad y no es objetivo del artículo debatirlo.

[2] Sociales: El nombre del programa académico es Licenciatura en Educación Básica con Enfásis en Ciencias Sociales. Si, muy largo para un artículo, también le dicen LEBECS pero, ¿quién sabría que es?; vale la pena anotarlo. Me acerque a ellos por uno de mis mejores amigos de Colegio, Johan, que la estudiaba.

[3] Corrientes: Por aquello de, ‘solo siga la corriente…’.

[4] Red Fusa Libre: Red Inalámbrica Comunitaria de Fusagasugá.

[5] Ing. Wilson. Me permito consultarle antes de referenciarlo… Hoy continuando el proyecto de redes libres por todo Colombia, y trabajando para generar #BVS (Buena Vibra Social Siempre).

[6] Ambiente y Medio. Semillero de investigación en medio ambiente y desarrollo sostenible. Junto a LocXue, dieron forma a mi tesis de grado.

[7] Fue gracias a una clase del Ing. Oscar Bachiller, según recuerdo.

[8] Camilo. Realmente entró conmigo y se graduó conmigo, pero no fue sino como 3 años después de entrar a la Universidad que empezamos a conversar, Camilo, seguro ese fue el mejor momento (y).

[9] Realmente no recuerdo si fue así. Lo sé, debería recordar exactamente, pero ni modo, la idea es esa.

[10] Carlos. Compañero con el que hemos trabajado en múltiples causas: Software Libre, Redes Libres, Métodos Ágiles, etc.

[11] Guillermo. Una de las últimas personas en encarretarse con la agilidad a través de LocXue, y que ya no encuentra forma de salir. Compañero de las más complejas experiencias con la agilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *